miércoles, 31 de octubre de 2018

Coloreando mi Universo


                                                                         Hoy pintaré el arco iris
encerrado tras la puerta,
que en blanco y negro,
arrugado y estéril
tanto tiempo llevaba. 
Rojo, como la sangre, 
de uva vieja,
sangre noble y desprendida
fresca y nueva 
que me devolvió a la vida.

Verde aceituna, 
pensando en esos ojos,
en los que no puedo,
ni quiero,
dejar de pensar. 

Trazos azul grisáceo, 
con pepitas de espuma salada,
humedecido con mar del norte;
mezclada con marrón
de la tierra y montañas salvajes,
que me vieron nacer.

Finas líneas 
aderezadas de violeta, 
repletas de errores
pasados y futuros
de momentos en tiza,
de la lección aprendida.

Rebosante de magma ocre 
con brillante tundra, 
olor a tormenta lejana, 
cargada,
de truenos de fina plata.

Colorearé los grises,
con la imaginación de un niño,
repleto de lagos turquesa,
unicornios de diamantes
y elefantes rosa.

Crearé tonos de agualuna
inventados con silencios,
cubiertos de ámbar, 
con flores secas
de bruma fresca,
y azahar envuelta.

Dejaré intensos trozos vacíos, 
por los momentos 
que han de llegar,
regados de café y vino, 
de arena y nieve, 
de cama y sofá.

Confiando,
que el futuro incierto
con un millón de estrellas y soles,
repletos de acuarela en brotes,
ocuparán su lugar.

No hay comentarios: